Biografia de velazquez para niños

Biografia de velazquez para niños

Historia de beethoven para niños

Velázquez tuvo su formación en Sevilla, su maestro se llamaba Fancisco Pacheco, un reputado pintor que tenía amplios conocimientos de iconografía y de pintura. Es un momento en que Sevilla vive una época en la que grandes pintores van a surgir en la ciudad, Zurbarán o Murillo se mueven en unas fechas parecidas, así que el ambiente artístico era importante en la capital de Andalucía.
En 1622 viajó a Madrid por primera vez, con la excusa de visitar la colección de `pintura que allí se conservaba, gracias a los contactos de Francisco Pacheco al poco tiempo va a empezar a trabajar como pintor real y a representar cargos en la corte que le proporcionaran al lo largo de su vida un ascenso social que como pintor no habría llegado a conseguir. Ya asentado en Madrid pintará varios retratos y podrá admirar la colección de pintura de los reyes, recordemos que Felipe IV era una gran amante de las artes, los cuadros de las colecciones de pintura italiana y flamenca van a influir mucho en Velázquez para empezar a practicar el desnudo y ir eliminando poco a poco el claroscuro de sus obras.

biografías para niños

Para conocer un poco más de este cuadro podemos acercarnos hasta el Museo del Prado. Si esto no es posible lo que podemos hacer es pinchar sobre el enlace siguiente, donde la mismísima infanta Margarita se encargará de mostrarnos este cuadro, que se conservan en uno de los mejores museos del mundo.
Este cuadro es tan famoso y admirado que otros grandes pintores la han copiado y han hecho sus propias versiones (Dalí Botero, Rafael Solbes, Picasso, Mingot…), homenajeando a Velázquez, al que consideraban un referente y todo un maestro de la pintura.
Las opciones que esta obra nos ofrece son muchas y variadas. Un buen recurso son las siguientes láminas que se adjuntan y que nos pueden dar bastante juego para que nuestro alumnado pueda “imitar”, componer, crear…

ejemplos de biografías cortas

Diego Velázquez: El aguador de Sevilla, c. 1620, óleo sobre lienzo, 106,7 cm × 81 cm, Apsley House, Londres, Reino Unido.Durante su etapa sevillana, Diego Velázquez desarrolló ampliamente los bodegones, así como escenas de taberna o escenas de cocina y cuadros religiosos. En todo, Velázquez hacía gala de un naturalismo tenebrista de gran factura que le mereció amplio reconocimiento.
De esta etapa, de hecho, es su celebrado lienzo El aguador de Sevilla, que le dio una importante proyección profesional. Este naturalismo de Velázquez dialogaba con los grandes maestros Caravaggio y Ribera, representantes de esta tendencia de la pintura que alcanzaba niveles nunca antes explorados.
Bajo la protección real, Velázquez produjo gran parte de su obra. Dadas las condiciones de ese momento, su producción se circunscribía mayormente a retratos de la familia real, retratos cortesanos y personalidades destacadas.
Los viajes a Italia en la obra de VelázquezDiego Velázquez: Retrato ecuestre del rey Felipe IV, h. 1635, óleo sobre lienzo, 301 cm × 314 cm, Museo del Prado, Madrid.En 1626, Velázquez viaja con destino a Italia a fin de estudiar a los grandes maestros y perfeccionar su técnica artística. Durante este período, estudia consecuentemente la obra de Tintoretto, Miguel Ángel Buonarroti y Rafael Sanzio. Amparado por tales estudios, perfecciona su modelo de perspectiva.

las meninas de velázquez análisis

La mirada melancólicaDiego Velázquez fue hijo primogénito de un hidalgo no demasiado rico perteneciente a una familia oriunda de Portugal, tal vez de Oporto, aunque ya nacido en Sevilla, llamado Juan Rodríguez, y de Jerónima Velázquez, también mujer de abolengo pero escasa de patrimonio. En el día de su bautismo, Juan echó las campanas al vuelo (previo pago de una módica suma al sacristán), convidó luego a los allegados a clarete y a tortas de San Juan de Alfarache y entretuvo a la chiquillería vitoreante con monedas de poco monto que arrojó por la ventana. No le había de defraudar este dispendio y estos festejos el vástago recién llegado, que se mostró dócil a los deseos paternos durante su infancia e ingresó en el taller de Francisco Pacheco sin rechistar.
Para la realización de Las Hilanderas, radicada actualmente en el Museo del Prado, Velázquez plantó su caballete en la Fábrica de Tapices de la calle de Santa Isabel de Madrid. La representación del momento irrepetible de las mujeres alrededor de la rueca giratoria hizo pronto olvidar que se trataba de un tema mitológico (la fábula de Palas y Aracne), creyéndose desde antiguo que se trataba de un cuadro de género.

Biografia de velazquez para niños 2021

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad