Cristo de vergara juan de mesa

Cristo de vergara juan de mesa

Juan gabriel – muerto en vida (cover audio)

La impresionante cabeza del Cristo, con la corona de espinas tallada, dirige su mirada hacia las alturas con un brusco movimiento hacia su derecha y arriba. La boca abierta, la mirada suplicante y las cejas elevadas, nos transmiten una dramática expresión.
El estudio anatómico de la imagen es de una gran autenticidad. La complexión del cuerpo es atlética. Su moldeado, crea la sensación de incorporación de la figura sobre los clavos de los pies, apoyándose sobre la pierna izquierda. Los brazos, en una posición casi horizontal, dan al cuerpo una sensación de ascensión.

alvaro lopez & resq band, tony succar

Aun teniendo el contador un gran prestigio social, le urgía alcanzar el reconocimiento de su ciudad natal. Es por ello que se hizo construir una casa de importancia en la localidad, fundó un mayorazgo vinculado a su apellido y donó a la parroquia más representativa de la villa la imagen que nos ocupa. Este presente le supondría una doble inversión: por un lado, a corto plazo el prestigio entre los ciudadanos de Vergara, y por el otro una inversión de futuro, pues debido a ser un acto piadoso, habría de suponerle un logro en pro de la salvación de su alma.
La escultura de este impresionante Crucificado se halla en perfecto equilibrio entre la divinidad de un Dios asido a su trono de martirio y el realismo del drama de la agonía de un hombre. Además, cumple todos los requisitos para definirlo como un gran imán de fervor y devoción debido a su grandeza y decoro, por su fuerte garra expresiva y por su sencillo lenguaje evangelizador.
La escultura de este impresionante Crucificado se halla en perfecto equilibrio entre la divinidad de un Dios asido a su trono de martirio y el realismo del drama de la agonía de un hombre. Además, cumple todos los requisitos para definirlo como un gran imán de fervor y devoción debido a su grandeza y decoro, por su fuerte garra expresiva y por su sencillo lenguaje evangelizador.

¿dónde está dios cuando más lo necesito? l rev

Especialistas y técnicos del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) de la Junta de Andalucía han trabajado durante casi nueve meses, y en dos fases, en la restauración de la talla, a la que el polvo y posiblemente un antiguo incendio habían causado un importante deterioro.
Hasta su traslado a la parroquia de San Pedro de Ariznoa de Bergara, esta pieza del siglo XVII de madera de cedro podrá verse en la catedral del Buen Pastor de San Sebastián, donde hoy la coordinadora del equipo de restauradores, Maite Real, ha explicado la intervención realizada en la capital andaluza.
Cuando llegó al taller del IAPH, lo que más llamó la atención a los restauradores fue la gran cantidad de polvo que tenía y el oscurecimiento de la policromía, por lo que necesitaba «una intervención urgente».
«Todos y cada uno de los elementos que conforman la obra son los originales: la imagen, la cruz y los clavos», ha subrayado Real, que ha resaltado además que esa «maestría en el hacer» explica por qué «los problemas» de la obra procedían «todos de agentes externos, y ninguno estaba originado por defectos de técnica».

miniciclo la deliberación constituyente primera sesión

La talla fue costeada por Juan Pérez de Irazábal (1576-1638). Natural de Vergara, fue superintendente de la Armada y contador mayor de los reyes Felipe III y Felipe IV en la Real Hacienda de Sevilla, lo que explica que la imagen fuese encargada en la capital andaluza.[1]​
El contrato especificaba que Mesa debía tallar una imagen de Cristo vivo, clavado en la cruz y coronado de espinas, con una altura de diez cuartas. El plazo de ejecución de estipuló en 4 meses y el precio en 1.300 reales.[1]​
Era costumbre que los hijos de Vergara enriquecidos por los más diversos negocios hicieran donaciones a las iglesias de la localidad. Pérez de Irazábal era feligrés de la Parroquia de Santa Marina, el templo que servía a la zona rural del pueblo. Sin embargo, el 5 de octubre de 1626 Juan Bautista Pérez de Irazábal, hijo del comitente del encargo, hizo entrega de la imagen a la Parroquia de San Pedro. Este templo tenía como patrono al concejo de Vergara y atendía a la población urbana de la villa, lo que prestigiaba más al donante.[1]​

Cristo de vergara juan de mesa of the moment

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad