Fotos de desayunos saludables

Fotos de desayunos saludables

Fotos de desayunos mexicanos

Si te gusta desayunar pero te da la sensación de que no tienes tiempo o directamente has tomado la decisión de hacer esta comida para evitar comer insano en la oficina, tienes que saber que el desayuno debe contener hidratos de carbono (preferiblemente de lenta absorción como los que aportan los cereales integrales), proteínas (como las presentes en los frutos secos o los huevos), fibra, vitaminas y minerales; y proporcionar entre el 20 y el 25 % de las calorías que necesitamos en el día al día. Es decir, para un adulto con unas necesidades diarias medias de 2.000 kcal, el desayuno perfecto debería aportarle unas 400 ó 500 calorías.
Una de las preparaciones más famosas de la dieta mediterránea. Corta una rebanada de pan -mejor si es integral-, echa un poquito de aceite de oliva virgen y un poco de tomate natural triturado o picado. Si quieres también puedes incluir un poco de jamón serrano. ¡Delicioso!
Unas tostadas nutritivas, bajas en grasas y ricas en proteínas. Para elaborarlas corta dos rebanadas de pan integral o de centeno, y otras dos rebanadas de aguacate. Prepara un huevo escalfado o cocido y colócalo por encima. ¡Riquísimo!

fotos de desayunos saludables para niños

Seguro que lo has escuchado mil veces, el desayuno es la comida más importante del día. Es el primer alimento que ingieres después de 8 las horas de ayuno que tu cuerpo ha realizado mientras dormías y el combustible que le vas a dar para que pueda realizar todas las actividades diarias.
Para quienes les guste desayunar fuerte, los huevos sin una fuente rica en proteína y vitamina D. Está comprobado que quienes incluyen el huevo en sus desayunos, sienten menos apetito a lo largo del día.
Si eres de las que no le entra nada a primera hora, no te fuerces. Puedes tomar un zumo verde a primera hora y desayunar algo sólido más tarde. Un zumo verde hecho con fruta y verdura es una propuesta maravillosa llena de vitaminas, fitonutrientes, minerales, enzimas y antioxidantes. Un elixir natural lleno de nutrientes que ayuda a procesar las grasas, a eliminar los residuos tóxicos acumulados en nuestro organismo y a fortalecer y proteger el sistema inmune.

imágenes de desayunos caseros

Los batidos o smoothies -en teoría, más sanos porque un batido originalmente se basa más en lácteos o helado, y son más espesos-, además son más nutritivos porque llevan toda la fibra original, y pueden incorporar hojas verdes y otras verduras, como este batido verde. Si los hacemos muy espesos podemos además preparar una versión de cuchara o smoothie bowl, para tomar con fruta fresca, semillas o frutos secos.
Es posible tomar cereales en el desayuno de forma saludable, solo tenemos que comprar los ingredientes al natural, y combinarlos a nuestro gusto. Los copos de avena son el recurso más fácil, llenos de propiedades saludables, pero hay mucho más donde elegir.
También hay que recordar que existen las versiones saladas, sobre todo en cuanto a galletas y pastas, que además son muy fáciles de preparar y versionar al gusto. Un ejemplo son las ricas galletas saladas de sésamo y parmesano, que podemos personalizar con otras semillas o especias.
Si no tomo avena para desayunar, reconozco que me cuesta renunciar al pan -ambas cosas por herencia suiza-. Pero pan-pan, pan de verdad, casi siempre casero o artesanal, con ingredientes de buena calidad. El pan industrial refinado no solo carece de valor nutricional, es que ni si quiera sabe bien.

imágenes de almuerzos saludables

Los batidos o smoothies -en teoría, más sanos porque un batido originalmente se basa más en lácteos o helado, y son más espesos-, además son más nutritivos porque llevan toda la fibra original, y pueden incorporar hojas verdes y otras verduras, como este batido verde. Si los hacemos muy espesos podemos además preparar una versión de cuchara o smoothie bowl, para tomar con fruta fresca, semillas o frutos secos.
Es posible tomar cereales en el desayuno de forma saludable, solo tenemos que comprar los ingredientes al natural, y combinarlos a nuestro gusto. Los copos de avena son el recurso más fácil, llenos de propiedades saludables, pero hay mucho más donde elegir.
También hay que recordar que existen las versiones saladas, sobre todo en cuanto a galletas y pastas, que además son muy fáciles de preparar y versionar al gusto. Un ejemplo son las ricas galletas saladas de sésamo y parmesano, que podemos personalizar con otras semillas o especias.
Si no tomo avena para desayunar, reconozco que me cuesta renunciar al pan -ambas cosas por herencia suiza-. Pero pan-pan, pan de verdad, casi siempre casero o artesanal, con ingredientes de buena calidad. El pan industrial refinado no solo carece de valor nutricional, es que ni si quiera sabe bien.

Fotos de desayunos saludables 2021

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad