Impuestos de una sociedad limitada

Impuestos de una sociedad limitada

Administrador sociedad limitada autónomo

La consulta que hacen los trabajadores autónomos es saber si compensa desde el punto de vista fiscal desarrollar la actividad por medio de una sociedad limitada (SL). En otras palabras, la cuestión pasa por conocer si la carga tributaria que soportan como autónomos es superior a la que deberían asumir si la actividad se realizase a través de una SL.
Nos guste o no nos guste, una parte del beneficio neto de nuestra actividad deberá ingresarse en Hacienda. La diferencia fundamental desde el punto de vista fiscal es que, en el caso del autónomo los beneficios tributan a través del IRPF y en el caso de las sociedades de capital, como es el caso de la SL, se hace a través del impuesto de sociedades.
La persona física que desarrolla su actividad como empresario individual, lo que coloquialmente se conoce como autónomo, debe saber que los beneficios de su actividad tributan en el IRPF de forma progresiva: cuanto más gana, más paga.
De acuerdo a las escalas de gravamen que aplican las distintas Haciendas forales vascas, un autónomo puede empezar tributando desde un 23%. A medida que se incrementan sus beneficios el tipo a aplicar va aumentando, pudiendo llegar la presión fiscal hasta el 49 %. En Navarra, por su parte, el tramo más bajo está en el 13 %, llegando hasta el 52% el tipo más alto.

impuesto de sociedades

En este amplio artículo vamos a explicar qué es, quiénes están obligados (y quiénes exentos) al impuesto, cómo tiene que ser presentado, es decir, las declaraciones anuales y de los pagos fraccionados (modelos 200 y 202, 220 y 222) a las que se está obligado como sujeto pasivo. Y hablaremos de los tipos impositivos a tener en cuenta, te explicaremos cuánto se paga, cómo se realiza el cálculo de la base imponible y la cuota, y cuáles son las obligaciones contables.
Se aplica por tanto también a sociedades civiles con objeto mercantil, asociaciones y fundaciones, ya que grava a las personas jurídicas, en contraposición al IRPF que grava las rentas obtenidas por personas físicas.
El Impuesto de Sociedades se estructura en torno a un pilar central: la contabilidad y la determinación del resultado contable de la sociedad u organización, que constituyen los puntos de partida para la determinación de la base imponible y de la cuantía a pagar anualmente.
Su tramitación no resulta sencilla, sobre todo por la obligación de llevar una contabilidad mercantil. Si necesitas ayuda, te pueden interesar los servicios de nuestra Asesoría para Pymes desde 79,99 euros/mes.

como hacer una sociedad limitada

Los documentos que hay que presentar a Hacienda para declarar el IVA son el modelo 303 (Autoliquidación de IVA), el cual se presenta trimestralmente en el caso de PYMES y mensualmente en el caso de grandes empresas, y el 390 (Resumen anual de IVA), que como su propio nombre indica se debe presentar al finalizar un ejercicio.
El tipo general que se aplica a la mayoría de empresas es del 25%, habiendo reducciones en caso de empresas de nueva creación (15%), para cooperativas (20%), asociaciones y fundaciones (10%), y sociedades de inversión (1%).
Los modelos a presentar en este caso son el 202 (Pagos fraccionados IS), el cual se presenta en los meses de abril, octubre y diciembre, y el modelo 200 (Declaración Impuesto de Sociedades), en el cual se resume el beneficio anual en el ejercicio y en el que se descontarán los pagos ya realizados en las declaraciones periódicas.
Las sociedades limitadas o S.L., a pesar de que no son personas físicas, tienen que presentar este impuesto, ya que dentro de ellas hay empleados, los cuales sí tributan sobre este impuesto en sus nóminas, además de profesionales autónomos a los que se subcontraten trabajos o arrendadores.

impuestos empresas españa

Los tipos impositivos no presentan novedades con respecto al IS del ejercicio 2019, de manera que el tipo general de gravamen general del IS del ejercicio 2020 será el 25 %, aunque en el caso de entidades de nueva creación que realicen actividades económicas, en el primer período impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente, tributarán al tipo reducido del 15 %. En este sentido, no se entenderá iniciada una actividad económica en los siguientes casos:
Durante el ejercicio 2020, muchos arrendadores concedieron moratorias para el pago del alquiler de sus inquilinos. En esta situación, de acuerdo con el artículo 11 de la LIS, los ingresos y gastos derivados de las transacciones o hechos económicos se imputarán al periodo impositivo en que se produzca el devengo, con arreglo a la normativa contable, con independencia del momento en que se produzca su pago o cobro.
Medidas fiscales de apoyo al sector cultural, vinculadas con la producción cinematográfica. Se da nueva redacción a los apartados 1 y 2 del artículo 36 de la LIS. Concretamente, se han incrementado los porcentajes de las deducciones en ellos reguladas y los límites cuantitativos existentes para su aplicación. También se ha adaptado la redacción de su apartado 2 a la Comunicación de la Comisión Europea sobre ayuda estatal a las obras cinematográficas y otras producciones del sector audiovisual.

Impuestos de una sociedad limitada on line

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad