Costo de adquisición de clientes

Costo de adquisición de clientes

Embudo de ventas

Si bien la atención del cliente está presente en todas las fases del recorrido del comprador, los equipos de marketing y ventas son los encargados de atraer y conseguir a esos clientes. Aquí es cuando entra el Costo de Adquisición de Cliente, también conocido por las siglas «CAC», que te dirá qué tan efectivas son sus estrategias.
El CAC de una empresa (o «costo de adquisición de clientes») es el costo total de ventas y marketing que necesitas para obtener un cliente nuevo durante un periodo específico. Los negocios utilizan este índice para conocer su rentabilidad en tanto que les permite saber cuántos clientes efectivos ganaron con cierta cantidad de recursos.
El costo total de ventas y marketing incluye todos los gastos de programas y marketing, los salarios, las comisiones, las bonificaciones y los gastos generales relacionados con el proceso de atraer nuevos leads y convertirlos en clientes.
Piensa lo siguiente: si tu programa de inbound marketing funciona correctamente, no necesitas asignar recursos adicionales al presupuesto publicitario para generar leads que no son aptos para tu empresa, dado que el contenido de tu blog atrae leads orgánicos de alta calidad, las 24 horas del día. Si tu equipo de ventas capta prospectos y mantiene un pipeline en buen estado y de manera constante, no necesitas apresurarte a contratar representantes adicionales para alcanzar tu cuota cada trimestre.

tasa de conversión

El costo de adquisición de clientes, conocido en inglés como Customer Acquisition Cost (CAC) es el costo total que resulta entre marketing y ventas para obtener un cliente nuevo durante un tiempo establecido.
En este cálculo se incluyen variables como los gastos en programas y marketing, los salarios, comisiones, bonificaciones y todos los costes para atraer leads y su trayecto por las diferentes etapas del embudo hasta convertirse en clientes.
Si buscas calcular el CAC orgánico en una estrategia de marketing digital debes incluir el costo de generación de contenido, blogs, community management, servidores, software, analítica y otras actividades relacionadas con el posicionamiento orgánico.
Además, muchas empresas caen en el error de no conocer cuánto cuesta obtener un nuevo cliente y expandir la marca, lo que se traduce en que pueden fallar los cálculos para la fijación de precios de los productos que venden y así canalizar la inversión para alcanzar las metas comerciales.
El costo de adquisición de clientes va de la mano de otros KPI importantes como el retorno de la inversión (ROI) y el Lifetime Value que es el ingreso previsto que generará un cliente en el transcurso de su relación con una empresa.

nic 2

Cuando hablamos de Costo de Adquisición de Cliente (CAC) nos referimos al valor monetario que gastamos por adquirir un nuevo cliente para nuestro negocio o de convertir a prospectos existentes en nuevos clientes.
El porcentaje de conversión depende de la calidad de tu landing page, lo que puedes hacer son pruebas A/B, cambiar textos y colores de los botones, etc. Aquí te dejamos una lista de 7 puntos para optimizar tus páginas de aterrizaje.
El porcentaje de cierre depende de la calidad del equipo de ventas (o de ti mismo). Analiza a detalle el ciclo de compra de tus clientes, ¿qué puntos de contacto podrías mejorar? ¿de qué manera puedes aportar más valor para tus prospectos?
Aumentar el Valor de Vida del Cliente es otra manera directa de reducir el costo de adquisición de cliente. Al convertir a un cliente en un cliente recurrente, se reduce increíblemente el CAC. Pronto dedicaremos una publicación entera a este tema.
Si estas iniciando te sugerimos que inviertas al menos el valor monetario que te genera un cliente con el objetivo de obtener al menos un cliente. De esta manera si generas 1 venta llegarás al punto de equilibrio, en caso de que consigas más de una venta tendrás un Retorno de Inversión positivo.

métricas de marketing digital

El coste de adquisición de cliente o CAC es la inversión económica que hemos hecho para conseguir que un consumidor potencial se convierta en una conversión final y adquiera nuestro producto o servicio. Es una métrica aplicable a las diferentes áreas del marketing online: SEO, SEM, emaling…
De esta manera, por ejemplo, el valor real de un cliente que nos ha realizado una compra de 50 euros en nuestro e-commerce, no es de 50 euros, sino el valor de su compra menos la cantidad que hemos invertido en conseguir que convirtiera. Esta fórmula sólo se realiza la primera vez que compra. Las siguientes veces que lo haga (si no hemos realizado ninguna inversión específica para ello), el valor del cliente será igual al importe de su compra.
Esto es porque si, por ejemplo, somos una tienda de decoración y nuestros clientes gastan de media unos 30€, no tiene sentido que nuestros coste de adquisición de cliente sea de 20€. En cambio, sí tendría sentido invertir eso si lo que vendemos son cruceros de lujo por el Nilo y el valor medio de compra es de 3.500€.

Costo de adquisición de clientes online

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad